Durante la pandemia por Covid-19, vivimos una experiencia nueva para toda la humanidad. Las personas sufrimos el distanciamiento social, el aislamiento y el encierro, algo que no había ocurrido nunca. Para los más pequeños fue muy complicado, pero se portaron como unos valientes demostrando que están preparados para todo. Sorprendieron con su paciencia, en ocasiones superior a la de los adultos, con su responsabilidad y su ejemplo. El confinamiento les permitió pasar más tiempo con sus papis y ellos se limitaron a aprovechar la situación con entereza.

Las familias con pacientes que padecen Déficit de Glut 1, vivieron la situación con incertidumbre. El desconocimiento ante algo nuevo es duro para todas las personas, aun más para quien tiene un familiar con problemas de salud. Pero las familias supieron sacarle el mejor partido, siendo positivos en todo momento. Aprovecharon para jugar en casa, cocinar en casa, bailar en casa, hacer deporte en casa….quedarse en casa era lo que tocaba. No dudaron ni un segundo en ser responsables ante la situación, solidarios con los demás, así como los demás lo son con ellos. «Los pacientes con Glut 1 también se quedan en casa, juntos venceremos».

 «aGLUT1nate por el Glut 1»