La dieta cetogénica médica clásica para el tratamiento de la epilepsia intratable se creó en la década de 1920 en la Clínica Mayo. Se popularizó en la década de 1990 gracias al lanzamiento de la Fundación Charlie. 

Con la reciente popularidad de la dieta cetogénica para bajar de peso, muchas personas pueden preguntarse en qué se diferencian ambas dietas.

¿En qué se diferencia la dieta cetogénica médica para la epilepsia de la dieta cetogénica para la pérdida de peso?

Si bien ambas tienen la misma premisa básica: bajo en carbohidratos y alto en grasas, existen muchas distinciones. En la publicación de hoy, describiremos las formas clave en que la dieta cetogénica médica para el manejo de la epilepsia es diferente de la dieta cetogénica convencional que se usa para perder peso.  

Supervisión médica

Una diferencia importante entre la dieta cetogénica médica y la dieta cetogénica para bajar de peso es que la dieta cetogénica médica debe ser diseñada y supervisada por un equipo médico, generalmente un neurólogo y un dietista cetogénico (un dietista registrado que está capacitado para administrar dietas cetogénicas médicas para la epilepsia). La dieta cetogénica médica no solo se inicia típicamente en el hospital, sino que también es monitoreada por el equipo médico de manera regular para detectar efectos secundarios, garantizar que se satisfagan las necesidades nutricionales y evaluar el efecto de la dieta en el control de las convulsiones. 

Diseño de dieta

Una de las diferencias clave entre la dieta cetogénica médica para la epilepsia y la dieta cetogénica para bajar de peso es la forma en que se diseñan las dietas. La dieta cetogénica médica clásica está diseñada de acuerdo con la proporción cetogénica , es decir, la proporción entre la cantidad de grasa (medida en gramos) y la cantidad de carbohidratos y proteínas combinados (también medida en gramos). La cantidad exacta de carbohidratos, grasas y proteínas permitida en una dieta cetogénica médica clásica depende de:

  • La proporción cetogénica específica seleccionada por el equipo médico.
  • El requerimiento calórico diario específico del paciente.
  • La cantidad de proteína necesaria para mantener la masa corporal objetivo específica del paciente.

Por lo tanto, no hay dos pacientes con una dieta cetogénica médica que tengan exactamente los mismos requerimientos diarios de carbohidratos, proteínas y grasas. En comparación, la dieta cetogénica para bajar de peso generalmente limita los carbohidratos a una cantidad determinada o apunta a un cierto porcentaje de calorías provenientes de carbohidratos, proteínas y grasas. Si tuviera que comparar las dos dietas de acuerdo con la cantidad de carbohidratos y proteínas diarios permitidos, la dieta cetogénica médica generalmente será mucho más baja en carbohidratos y proteínas, y mucho más alta en grasas. Tenga en cuenta que existen variaciones menos estrictas de la dieta cetogénica médica clásica, como la dieta Atkins modificada, pero incluso estas versiones de dietas cetogénicas médicas serán mucho más bajas en carbohidratos y más altas en grasas en comparación con una dieta cetogénica para bajar de peso.

Restricción de proteínas

Otra diferencia entre las dos dietas es que la dieta cetogénica médica clásica restringe las proteínas además de los carbohidratos. Como se describió anteriormente, la cantidad de proteína permitida en la dieta cetogénica médica depende de la masa corporal objetivo del paciente. En otras palabras, se les permite solo la proteína suficiente para mantener la masa muscular de su cuerpo, pero no más. Una dieta cetogénica para bajar de peso generalmente se enfoca más en limitar los carbohidratos, con menos restricción a la ingesta de proteínas.

Iniciación a la dieta

A diferencia de la dieta cetogénica para bajar de peso, la dieta cetogénica médica para la epilepsia generalmente se inicia en el hospital bajo una estrecha supervisión médica. Debido a la limitación muy estricta de carbohidratos y proteínas, el nivel de cetosis alcanzado con la dieta cetogénica médica es mucho más alto en comparación con una dieta cetogénica para bajar de peso. Por tanto, es fundamental que se inicie una dieta cetogénica médica bajo supervisión médica.

  • Para asegurarse de que el paciente tolera la proporción cetogénica seleccionada
  • Para controlar y tratar los posibles efectos secundarios, como niveles bajos de glucosa en sangre o vómitos.
  • Permitir que el equipo médico realice los ajustes necesarios en la dieta.

Este tiempo en el hospital también se usa para capacitar al paciente o su cuidador sobre cómo manejar la dieta una vez que regresan a casa.

Precisión de la medición de alimentos

Otra diferencia entre las dos dietas es la precisión con la que se deben medir los alimentos. En la dieta cetogénica médica clásica, todos los alimentos y bebidas deben medirse a la décima de gramo utilizando una escala de gramos. Por ejemplo, una comida puede requerir 29,2 gramos de pechuga de pollo, 50,5 gramos de mayonesa, etc. Se debe consumir cada bocado de la comida para garantizar que la proporción cetogénica de la comida sea precisa. Con una dieta cetogénica para bajar de peso, los alimentos generalmente se pueden medir con medidas domésticas como tazas, onzas y cucharadas, y hay menos preocupación por terminar toda la comida.

Seguir la dieta

Para los pacientes que siguen una dieta cetogénica médica para el manejo de la epilepsia, romper la dieta, incluso un mordisco, puede provocar convulsiones. Por lo tanto, tener una “comida trampa” o tomarse una semana libre para las vacaciones simplemente no es una opción. Las personas que siguen una dieta cetogénica para bajar de peso pueden perder el progreso de la pérdida de peso si abandonan la dieta por un tiempo, pero las consecuencias no son tan graves.

Contabilidad de medicamentos y productos no alimentarios

Con la dieta cetogénica médica, la asignación de carbohidratos es tan específica que es necesario tener en cuenta las trazas de carbohidratos de los medicamentos. Por lo general, cuando un paciente comienza la dieta cetogénica médica, se cambia a variaciones de sus medicamentos anticonvulsivos con cantidades más bajas de carbohidratos (por ejemplo, cambiar de forma líquida a forma de tableta). Si todavía hay carbohidratos provenientes de los medicamentos, la asignación de carbohidratos de los alimentos tendrá que ajustarse para tener en cuenta estos. A menudo, el equipo médico de dieta cetogénica recomendará marcas específicas de productos de cuidado personal.que son más bajos o sin carbohidratos (sí, ¡el cuerpo puede absorber pequeñas cantidades de carbohidratos a través de la piel!). Esto puede ser especialmente importante para los artículos que se introducen en la boca (como la pasta de dientes) o que se aplican en áreas grandes de la piel (como un humectante o protector solar). Las personas que siguen una dieta cetogénica para bajar de peso generalmente no tienen que ser tan precisas o cuidadosas con los carbohidratos traza.

Período de tiempo

Las personas que siguen una dieta cetogénica para bajar de peso pueden seguir la dieta durante un cierto tiempo para perder peso o pueden seguir un estilo de vida cetogénico de forma permanente como método para mantener el peso. Por otro lado, los pacientes con una dieta cetogénica médica para el manejo de la epilepsia generalmente seguirán la dieta durante un período de tiempo específico. En la mayoría de los casos, si las convulsiones de un paciente se controlan con la dieta cetogénica médica durante 2 años, el equipo médico recomendará dejar la dieta con la esperanza de que puedan dejar la dieta y mantener el control de las convulsiones. Sin embargo, con ciertas afecciones médicas, como el síndrome de deficiencia de Glut-1 , la dieta cetogénica médica debe mantenerse durante períodos de tiempo más prolongados o incluso de por vida.

Con suerte, esta publicación le brinda una mejor idea de lo que hace que la dieta cetogénica médica para la epilepsia sea diferente de la dieta cetogénica más extendida que se usa para perder peso. Para obtener más información sobre la dieta cetogénica médica para la epilepsia, visite www.ketogenicdietforepilepsy.com .

En el blog Keto Connect puedes encontrar las diferencias entre dietas cetogénicas además de amplia información sobre el tema.